Prepara tu piel para el frío | Therapy & Aesthetics - 93 453 52 22

Prepara tu piel para el frío

Posted in Blog de Therapy & Aesthetics

A partir de esta semana, las temperaturas empezarán a bajar y el clima será el propio de esta época.

Las huellas del invierno 

El frío, la lluvia y el viento nos afectan anímicamente, con esa melancolía otoñal que nos invade cuando faltan los rayos solares y tenemos la sensación de que la oscuridad se ha hecho dueña del día, sobre todo, cuando salimos de trabajar y ya es de noche. Pero, además, pasa factura a nuestra piel. Sequedad debida a la falta de humedad, rojeces como consecuencia de la dilatación permanente de algunos vasos capilares por los choques térmicos y un cutis apagado por la falta de oxígeno y la acumulación de células muertas son algunas de sus consecuencias.

La hidratación, el abrigo de la piel 

Protégerla en casa manteniendo la calefacción a unos 22º. Está demostrado que una temperatura más alta favorece la evaporación del agua, produciendo sequedad y tirantez en la piel. Y abrígarla desde dentro, bebiendo agua y tomando alimentos ricos en vitaminas y antioxidantes, que nos ayuden a luchar contra las agresiones. Y desde fuera, ya que una hidratación intensa es la mejor forma de cuidar la piel para protegerla de los rigores del invierno. Pero como no todas somos iguales ni todo el cuerpo precisa los mismos cuidados, debemos elegir un tratamiento adecuado a cada tipo de piel y cada zona. Y no olvider exfoliarse una o dos veces a la semana, para eliminar las células muertas y las impurezas asi como estimular la renovación celular, lo que permitirá que los tratamientos penetren mejor.

Cara protegida 

Tez cuarteada, rojeces, tono apagado, sequedad… El frío maltrata nuestro rostro y no da tregua ni los días soleados. Por eso, es preciso hidratar en profundidad, proteger la piel, aunque sea un día nublado, y prestar especial atención al contorno de ojos, con cosméticos específicos para esta zona; y los labios, exfoliándolos suavemente y aplicando bálsamos que nos los hidraten y protejan.

Cuerpo a cubierto 

El frío reseca y deshidrata y la ropa puede producir roces. Darse duchas o baños cortos con agua templada, ´tirar´ de humidificador si la humedad ambiental baja del 50% e hidratar en profundidad con productos que aporten suavidad, mejoren la elasticidad y consigan una piel radiante son esenciales para su cuidado. Pero tan importante como el producto es una aplicación adecuada que potencie sus efectos.

Zonas sensibles: manos y pies 

Las manos, y las uñas, sufren especialmente las bajas temperaturas, además son uno de los indicadores más fiables del paso del tiempo. Por eso, todo cuidado es poco. A la hora de lavarlas hacerlo con un jabón neutro que no reseque y sécarlas bien, poniendo especial atención en los huecos entre los dedos, e hidrátalas a diario (incluso varias veces) con cremas que las protejan, las suavicen y ayuden a reforzar las uñas.Es importante llevar guantes al salir de casa.

Fuente : smoda

Deja tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *